Soñar

Luego de romperme en dos
soñé de inmediato que podía caminar
así que caminé en la playa
como si nada hubiera pasado

quise jugar,
así que la puse encima de mí
y nos reímos tanto que desde ese momento
no he parado de mover los dedos de mis pies

quise bailar,
y esta noche sentí su pulso en mi cuello
y sus delicados dedos fuertes
amarrándome en las manos
esos susurros que a veces le asustaban

treinta noches y media
para bailar
para jugar
para caminar de nuevo

para tejerme un par de alas
con hilos de hielo y arena
y volar a donde quiera
con las plumas llenas de tiempo-tinta
para dibujar manos, dientes, sábanas
constelaciones en seda rosada
y cantos de sirena

en mis sueños todavía nos sentamos en las copas de los árboles
y vemos al mundo pasar bajo nuestros pies descalzos
en esos recuerdos me declara, una y otra vez,
que mi voz le canta a los oídos
y todavía me sonríe y me mira
con esos ojazos azules como cuando nos decíamos

“Te Amo”

deja que llueva, chico… vuela…
sueña sin miedo, y no tengas miedo de vivir…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s